Cómo afeitarse correctamente paso a paso

(4 minutos de lectura)

Afeitarse es como hacer un huevo frito. Todo el mundo sabe pero a cada uno le sale diferente. El problema es que tener experiencia no significa que se haga bien. Todo lo contrario. Muchas veces (la mayoría) se hace mal. 

Si es tu primera vez no te preocupes, todos hemos tenido un primer día. Si eres de los que lleva tiempo afeitándose, quizá quieras conocer algunos trucos para tener el afeitado perfecto. Tanto para unos como para otros aquí la guía más completa para conseguirlo desde casa, sin tener que ir a ninguna barbería. 

Pasos previos:

1. Decidir qué estilo quieres. Puede parecer obvio, pero antes de ponernos en acción es necesario saber si preferimos dejarnos una pequeña barba de 3 días, dejarnos bigote o hacernos un afeitado clásico apurado. 

2. Escoger el método de afeitado. Podemos elegir maquinilla eléctrica o un afeitado natural con navaja y espuma. Cada uno es diferente, con unas ventajas que dependerá de lo que dispongamos. Desde nuestro punto de vista, lo mejor es el afeitado clásico con brocha, jabón y crema, pero comprendemos que por practicidad sea la maquinilla eléctrica la elección más habitual. En esta guía explicaremos el paso a paso tradicional. Si no lo has hecho nunca te podemos recomendar varios kits de afeitado que harán la delicia de un buen rasurado. 

3. Si tienes acné te recomendamos no realizar un afeitado con máquina de afeitar con cuchillas, siendo más óptimo la afeitadora eléctrica. No obstante, te invitamos a que veas la mejor forma para evitar infecciones con los granos y algunos trucos para evitar su propagación. 

Parte 1. Preparación de la cara

1. Elige la maquinilla de afeitar que mejor te siente. La piel de cada uno es diferente, así como el vello, el grosor del pelo y otros detalles. Te recomendamos que, si tienes una barba densa, te decidas por una máquina de varias hojas                                             
2. Chequea tu instrumento de corte. Revisa que la máquina que vayas a usar esté perfectamente afilada, puesto que si tienes que pasar varias veces para dejarte un afeitado perfecto terminarás haciéndote daño y rompiendo la piel, provocando cortes. Usa siempre el agua fría para limpiar la hoja. Si es agua caliente se podrá expandir y no dejará escapar los pelos existentes entre ellas. 

3. Si tienes mucha barba primero recórtala con las tijeras aliviando la cantidad de volumen. Echarse cremas y geles con barbas densas solo provocaría que se atasque la maquinilla y sea ineficiente el proceso. 

4. Lávate la cara con agua templada y aplícate un exfoliante. De esta forma la piel estará limpia y desinfectada, para que en caso de herida no provoque granos. No escatimes en jabón, cuanto más hagas más limpieza. Si no sabes que productos usar, siempre te recomendaremos los naturales. 

5. Échate aceite en la zona de afeitado para lubricar tu piel y facilitar el rasurado de las hojas. Unas gotas en tus manos para frotártelas y aplicar sobre la cara será suficiente si el producto es bueno. Los aceites buenos son densos y dan de sí para muchos usos. 

6. Ponte una toalla caliente en la cara para abrir los poros. Seguro que esto lo has visto en alguna película donde el barbero se lo aplicaba a los clientes. De esta forma el poro se dilata y “facilita” la salida del vello. 
 

7. Utiliza una brocha para expandir la crema de afeitar. Como hemos indicado, aplica siempre cremas naturales sin glicerina, que pueden abrasar la piel. Tampoco uses barras de jabón, puesto que pueden dejar suciedad en la parte de aplique, pudiendo infectar los poros y generar granitos. 

Parte 2. El afeitado

1. Empieza a afeitarte cuando aún los poros estén calientes. No esperes a que se enfríen y hagan el efecto contrario

2. Utiliza la mano con la que no sujetas la maquinilla para “alisar” la piel y darle más firmeza. Esto se hace para que las cuchillas corten a ras y no te dejen apurado por culpa de algún pliegue. Esto es importante en la comisura de los labios y en el mentón. 

3. No vayas a contrapelo. Ve en la dirección del pelo con movimientos cortos, suaves y completos. No abarques zonas muy grandes y pasa a la siguiente si has terminado. 

4. Enjuaga la maquinilla reiteradas veces. Cuantas más, mejor. El apurado será mejor y la máquina no se colapsará por el pelo y la crema. La frecuencia depende de ti. 

5. Lávate la cara con agua caliente cuando no consigas ver el resultado. No importa que gastes más crema. Lo importante es que se consiga el resultado y no pierdas el tiempo, además de irritarte la zona afeitada por pasar la cuchilla repetidas veces. 

Parte 3. El postafeitado

1. Lávate la cara con agua fría para cerrar los poros y limpiarla de cremas, jabón y pelos. También es una buena forma de cerrar los pequeños cortes y sangre que pudiera salir. 

2. Utiliza productos naturales como aloe vera para hidratar la zona. Nunca uses productos con alcohol. Piensa que ha habido cortes y hemos expuesto la piel a una erosión. Es un trabajo obligatorio para dejar la piel perfecta. 

3. Limpia y seca los instrumentos. Si tu máquina ya lleva varios usos, cámbiala. La hoja siempre tiene que estar afilada. No dejes que se quede ningún resto de gel ni pelos entre sus cuchillas. Los geles bien tapados y secos, así como la brocha, bien enjuagada y escurrida. 

4. Aféitate cada 2 días máximo si quieres tener un apurado óptimo al cabo del tiempo. Cuanto más acostumbremos a la piel al rasurado más dura estará y el pelo se eliminará mejor. 

Errores más comunes y trucos

– Ni maquinilla eléctrica ni maquinilla tradicional. La mejor forma de afeitarse es con navaja. 

– Usa productos naturales. Nosotros siempre los recomendamos, por experiencia y resultados. Los artificiales tienen

No presiones si no consigues afeitar ese pelo rebelde. Mejor aplica agua caliente y jabón. 

Aplícate buena crema en cantidad. No uses solo agua para afeitarte (error de novato o de de quien lleva toda la vida).

Nunca vayas en contra del pelo. Solo irritarás la zona. 

No tengas prisa y dedica tiempo al afeitado. Ir con prisas solo provocará irritación y mal rasurado. 

Usa las dos manos. Que la que no esté con la maquina o navaja no sujete la pila del lavabo. Usar las dos te hará el afeitado más fácil. 

Usa jabón sobre el espejo para que no se te empañe. Pequeño truco que te ayudará enormemente.

 – No escatimes en productos. Lo barato sale caro…

– Si te vas a duchar o te has duchado, usa el vaho del agua caliente para dilatar el poro

–  Ten cuidado por la zona de granos, lunares, verrugas y heridas. Marca un perímetro de seguridad. 

No te frotes con la toalla. Hay que secarse con mucho cuidado, con pequeños golpecitos. La piel está dolorida y dañada y tenemos que cuidarla. 

– Usa un espejo (si puedes) con visión lateral. De esta forma podrás verte sin girar la cara en exceso. 

Disfruta del afeitado. Ponte música o habla contigo mismo. Tómatelo como un momento personal e íntimo. 

Otros artículos de interés

Las 5 mejores afeitadoras baratas

Si estás pensando en comprar una máquina de afeitar a buen precio (menos de 50 euros), no dejes de visitar este post.

Las 5 mejores barberías de Madrid

Si vives en Madrid puedes darte el mejor afeitado y diseño de barba y bigotes. Hemos estado en todas y las hemos evaluado.

Campeonato Mundial de bigotes y barbas 2019

¿Sabías que había un campeonato de bigotes? Si quieres ver estilos nuevos y raros no dejes de leer el artículo.

Post Views: 251